lunes, 29 de diciembre de 2014

Problemas intelectuales

Otro tipo de problemas que podemos encontrar son los intelectuales. Éstos pueden provenir de un escaso desarrollo intelectual, aptitudes intelectuales deficitarias o mal estimuladas, o unas estrategias pobres de pensamiento.

El ejemplo que encontramos en este caso es el Síndrome de Down (SD). Éste es un trastorno genético causado por la presencia de una copia extra del cromosoma 21 (o una parte del mismo), en vez de los dos habituales (trisomía del par 21), caracterizado por la presencia de un grado variable de retraso mental y unos rasgos físicos peculiares que le dan un aspecto reconocible. 

Es la causa más frecuente de discapacidad psíquica  y debe su nombre a John Langdon Haydon Down, quien en 1866 reconoció las características físicas de estas personas y la descripción de este estado como una entidad independiente y precisa a la que denominó “idiocia mongólica”.

En cuanto al aprendizaje de las personas con Síndrome de Down podemos decir que existen una serie de características básicas de aprendizaje que debemos tener en cuenta:

-Aprenden mejor cuando han obtenido éxito en actividades anteriores.

-Muestran mayor interés en colaborar si conocen de inmediato los resultados de su actividad. Por ejemplo si a cada paso que da le reforzamos y le transmitimos cómo ha realizado la actividad.

-Si participan en la tarea la aprenden mucho mejor y la olvidan menos. Es conveniente realizar actividades con cosas que les motiven y les gusten, y que sean cercanas a su entorno diario. Podremos hacer actividades con su nombre, con el nombre de sus familiares, con objetos cotidianos que pueda encontrar en su casa o en propia habitación…

-Confunden y rechazan la actividad si se les pide que realicen muchas tareas en poco tiempo debido a sus problemas de atención.

Algunas de las orientaciones que tendremos que tener en cuenta a la hora de realizar adaptaciones curriculares son: 

1.Los aprendizajes deben ser significativos para el alumno, que potencie la motivación hacia los mismos. Además debemos valorar las capacidades, los rasgos menos deficitarios y apoyar en ellos la enseñanza (canal visual, habilidades manipulativas…). 

2.Debemos plantear objetivos que incluyan la superación de dificultades, proporcionando el tiempo suficiente para la realización de las actividades. 

3.Será conveniente además realizar sesiones de repaso en cuanto a contenidos trabajados anteriormente y más aún cuando se vayan a enseñar nuevos contenidos apoyados en los anteriores.

4.Hay que fomentar que el alumno sea el protagonista de su propio aprendizaje, permitiéndole elegir entre diferentes opciones y evitando las actividades mecánicas. 


5.Será también importante involucrar a sus compañeros de clase en su aprendizaje.


Problemas emocionales

Después de explicar los problemas físicos, me veo en la obligación de nombrar los conocidos problemas emocionales. Éstos están relacionados con la personalidad del sujeto, ya sean trastornos o desequilibrios emocionales.

Un ejemplo de esto podría ser el autismo. Esta enfermedad se trata de un trastorno generalizado del desarrollo que presenta una gravísima alteración de la comunicación y de la interacción social. Se da en 1 de cada 100.000 nacimientos y es 4 veces más frecuente en varones.

Los síntomas que caracterizan al autismo son los siguientes:

-Perturbaciones en la rapidez de aparición de las habilidades físicas, sociales y de lenguaje.

-Respuesta anormal a sensaciones.

-El habla y el lenguaje no aparecen o retrasan su aparición a pesar de que existan capacidades intelectuales evidentes.

-Relación anormal con personas, objetos o acontecimientos.


A continuación os dejo una serie de consejos que podemos encontrar en "Behavioural Intervention for young children with autism" de Catherine Maurice, un manual para padres y profesionales de niños autistas:

1- Nada mejor que vivir un día tras otro,positivamente. No puedes controlar el futuro, pero sí puedes controlar el día de hoy y el ahora.

2- Jamás subestimes el potencial de tu hijo. Motívale. Ofrezca espacio, ánimo, y siempre esperes que Ã©l desarrolle al máximo sus capacidades. No te olvides de que tu hijo tiene capacidad para aprender, por más pequeña que sea.

3- Busca apoyo positivo. Familiares y profesionales con quiénes compartir experiencias, consejos y ánimos.

4- Proporciona y ofrezca a tu hijo un buen ambiente educacional y de aprendizaje, desde el principio de su infancia.

5- Considera y no dejes de lado los sentimientos y las necesidades de tu pareja y de tus otros hijos. Acuérdate que el niño autista no tendrá más amor tuyo por el hecho de que pierdas más tiempo con él.

6- En cuanto a tus decisiones y actitudes, contesta primero a tu consciencia. Luego a tu hijo. No necesitas justificar tus actos a los amigos o a otras personas.

7- Sea honesto con tus sentimientos. No puedes ser una súper madre o un súper padre las 24 horas del día. Permita a ti mismo equivocarte, frustrarte, entristecerte, siempre que sea necesario. Es inevitable para todos.

8- Sea buena, generosa y gentil contigo mismo. No te fijes solamente en lo que todavía tienes que hacer. Debes mirar para tras y ver lo que ya has conseguido alcanzar.

9- De vez en cuando aquiétate para sentir el olor de las rosas. Da valor a lo mucho que has logrado en la vida aunque para ti parezca algo normal.

10- Mantengas y jamás pierdas el sentido de humor. Reír es una de las mejores formas para evitar el estrés y el desánimo.

La fuente que he utilizado para llevar acabo este apartado de mi blog es:


viernes, 5 de diciembre de 2014

Problemas físicos

El primer tipo de problema que encontramos dentro de los internos son los físicos. Éstos son enfermedades que se dan en la gestación, partos, traumas, perinatales, durante el desarrollo posterior, etc. 

Un ejemplo podría ser la parálisis cerebral, que es causada por lesiones o anomalías del cerebro. La mayoría de estos problemas ocurre a medida que el bebé crece en el útero, pero se pueden presentar en cualquier momento durante los primeros dos años de vida mientras el cerebro del bebé aún se está desarrollando, distinguiéndose por lo tanto las siguientes causas: prenatales, perinatales y postnatales.

Hay tres tipos de parálisis cerebral: espástica, atetoide y atáxica. Cualquier individuo puede tener una combinación de estos. 

De forma muy general cada una de ellas se caracteriza por: 

Espástica: Se trata del grupo más amplio (75% de niños con Parálisis) 

Atetoide: Las personas que tienen este tipo de Parálisis Cerebral tienen unos músculos que cambian rápidamente de tono. 

Atáxica: En este estado el niño presenta deficiente equilibrio corporal y marcha inestable, así como dificultades en la coordinación y control en manos y ojos. 

Para terminar con este apartado y la explicación de esta enfermedad os voy a dejar un cortometraje que ha dado la vuelta al mundo gracias a todo lo que te hace llegar a sentir. Trata de un niño con parálisis cerebral y está basado en hechos reales. El niño en cuestión es Nicolás Solís, y su hermana Alejandra, que hace de amiga en el vídeo.



Es importante mencionar que a parte de los síntomas motores característicos de cada tipo de parálisis, es frecuente encontrar otra serie de factores asociados de menor gravedad que hay que tener en cuenta a la hora de llevar a cabo el tratamiento. Entre ellos podemos destacar:
  1. Problemas visuales 
  2. Dificultades con la percepción espacial 
  3. Problemas auditivos 
  4. Problemas respiratorios 
  5. Epilepsia
  6. Trastornos del habla y de la comunicación 
  7. Dificultades de aprendizaje

domingo, 23 de noviembre de 2014

Tipología de DA

El modo de agrupar las DA es muy variado y polémico dándose clasificaciones muy diversas. Casi podríamos afirmar que cada autor o escuela hace su propia clasificación no habiendo unanimidad entre ellos, sin embargo, casi todos coinciden en afirmar que hay dos grandes tipologías, las que provienen de factores internos y las que provienen de factores externos. 

Externos: Son aquellos que repercuten en el sujeto sin que propiamente se originen o estén en él; le llegan desde fuera (ej: padres, familia, contexto social, etc.). Básicamente pueden provenir de:

1.  La familia: hábitat, pautas y actitudes educativas inadecuadas o      deficientes, problemas familiares (desestructuración, falta de referentes      maternos o paternos, etc)

2.    La escuela: absentismo, inadecuación de metodología y recursos, etc; se    pueden atribuir al profesorado o al centro.

3.    La sociedad: marginación social, deprivación sociocultural, pobreza, etc.

Internos: Son aquellos que residen y se originan en el sujeto mismo y son fruto de su modo de ser, comportamiento,etc. Pueden manifestarse en una baja motivación, falta de atención, etc.

A continuación, expongo una foto en la que se manifiestan los 10 factores que son estrictamente necesarios para que un  niño pueda aprender:
  1. Motivación
  2. Información
  3. Experiencia
  4. Normas y valores
  5. Ambiente apropiado
  6. Predisposición
  7. Buenas condiciones físicas
  8. Actividades significativas
  9. Colaboración
  10. Experimentación





martes, 18 de noviembre de 2014

En la escuela

Como ya sabemos, los problemas del aprendizaje tienden a ser diagnosticados cuando los niños llegan a la edad escolar, por esta razón, el centro escolar se caracteriza por poseer mucha importancia. Esto es porque la escuela se concentra en aquellas cosas que pueden ser difíciles para el niño—leer, escribir, matemática, escuchar, hablar, razonar. Los maestros y los padres observan que el niño no está aprendiendo como se esperaba. Es posible que la escuela solicite una evaluación para ver cuál es la causa del problema. Los padres también pueden solicitar  una evaluación.

Con trabajo duro y la ayuda apropiada, los niños con problemas del aprendizaje pueden aprender  más fácil y exitosamente. Para los niños en edad escolar  (incluyendo los niños preescolares), los servicios de educación especial  y servicios relacionados son fuentes de ayuda importantes. El personal  escolar  trabaja  con los padres del niño para desarrollar  un Programa  Educativo Individualizado (“Individualized Education Program,” o IEP). Este documento describe las necesidades únicas del niño. También  describe los servicios de educación  especial  que serán proporcionados para cumplir  con aquellas necesidades. Estos servicios son proporcionados sin costo alguno para el niño o la familia.

Los apoyos o cambios en la sala de clases (a veces éstos son llamados acomodaciones) ayudan a la mayoría  de los alumnos con problemas del aprendizaje. Usted encontrará algunas acomodaciones comunes enumeradas bajo la sección  “Consejos para Maestros.” La tecnología  asistencial también  puede ayudar  a muchos alumnos a sobrepasar sus problemas del aprendizaje. La tecnología  asistencial puede variar  desde equipos de “baja tecnología” tales como grabadoras hasta herramientas de “alta tecnología” tales como máquinas de lectura  (las cuales leen libros  en voz alta) y sistemas de reconocimiento de la voz (los cuales permiten al alumno  “escribir” por medio de hablarle al computador).

Es importante  recordar  que el niño puede necesitar  ayuda tanto en la casa como en la escuela. Los recursos enumerados más abajo ayudarán a las familias y maestros en averiguar  más sobre las muchas formas  de ayudar  a los alumnos con problemas del aprendizaje.



Aquí os dejo una página web donde se expone el rol que debe tener la escuela frente a los diferentes problemas de aprendizaje que puedan presentar sus alumnos:

http://www.espaciologopedico.com/revista/articulo/280/el-rol-de-la-escuela-frente-a-los-problemas-de-aprendizaje.html







martes, 11 de noviembre de 2014

Detección y manifestación de los problemas de aprendizaje

Cuando el niño tiene un problema del aprendizaje, sus manifestaciones son las siguientes:

Déficit académico: rendimiento académico inferior al que cabría esperar por su edad (puede manifestarse 3 o 4 años por debajo de su edad cronológica) sobre todo en lenguaje hablado, escrito y matemático.

Déficit cognitivo: procesan la información de una manera inadecuada, lenta y errática; poseen estrategias de pensamiento inadecuadas (un déf. cognitivo puede provocar un def. académico pero no al revés normalmente).

Deficiencias en las habilidades para el estudio y en el uso de estrategias para el aprendizaje: dificultad a la hora de tomar notas, cometen errores en la escritura, tienen baja comprensión lectora, dificultades de expresión oral y escrita.

Bajo nivel de habilidades sociales: consiste en saber comunicarse, relacionarse con los demás, saber estar, etc. Participan menos en las actividades y trabajo de grupo dentro y fuera del aula (hay que enseñarlos en el aula trasnversalmente).

Baja motivación: Poco activos, sólo se apoyan en motivaciones externas, casi nunca en las internas, viven fuertes sentimientos de frustración.

Frecuentes problemas de adaptación escolar: algunos presentan problemas desde los primeros años de escolarización. Los problemas familiares o socioculturales también influyen en la adaptación al medio escolar, pudiendo manifestarse conductas violentas.


 

¿Qué son los problemas de aprendizaje?



Un problema  del aprendizaje  es un término general  que describe problemas del aprendizaje específicos. Un problema  del aprendizaje  puede causar que una persona tenga dificultades aprendiendo y usando ciertas destrezas. Las destrezas que son afectadas con mayor frecuencia son: lectura, ortografía, escuchar, hablar, razonar, y matemática.


Los investigadores creen que los problemas del aprendizaje son causados por diferencias en el funcionamiento del cerebro y la forma en la cual éste procesa información. Los niños con problemas del aprendizaje  no son “tontos” o “perezosos.” De hecho, ellos generalmente  tienen un nivel de inteligencia  promedio o superior al promedio. Lo que pasa es que sus cerebros procesan la información de una manera diferente.


No hay ninguna “cura” para los problemas del aprendizaje. Ellos son para toda la vida. Sin embargo, los niños con problemas del aprendizaje pueden  progresar mucho y se les puede enseñar maneras de sobrepasar el problema  del aprendizaje. Con la ayuda adecuada, los niños con problemas del aprendizaje pueden  y sí aprenden con éxito. 


Los problemas de aprendizaje afectan a 1 de cada 10 niños en edad escolar. Estos problemas pueden ser detectados en los niños a partir de los 5 años de edad y constituyen una gran preocuppación para muchos padres, ya que afectan al rendimiento escolar y a las relaciones interpersonales de sus hijos. Un niño con problemas de aprendizaje suele tener un nivel normal de inteligencia, de agudeza visual y auditiva.



martes, 28 de octubre de 2014

Insertar un link

causas y soluciones a los problemas de aprendizaje

Vídeo del ordenador

Vídeo subido desde el ordenador.

video

Incrustar vídeo desde Vimeo

En esta entrada, insertamos un vídeo de la plataforma Vimeo con un código HTML

SaludyAprendizaje from Salud y aprendizaje on Vimeo.

¡Bienvenidos!

En este blog vamos a tratar los problemas de aprendizaje más comúnes que tienden a padecer los niños de hoy en día. Espero que la información y los consejos que vaya colgando en esta página os sean de gran ayuda.

Para empezar, utilizaré mi primera entrada para dejaros un vídeo que sintetiza lo que iremos tratando cada vez de forma más profunda.